Los dominios de lo sutil según Ken Wilber

 

En una nota de la página 412 del libro "Una visión integral de la psicología", Wilber nos muestra que el desarrollo en la línea cognitiva, se puede desglosar en 3 tipos de línea cognitiva (ordinaria, sutil y causal), y que cada una de esas líneas se desarrolla desde los niveles más egocéntricos, hacia los menos egocéntricos, es decir que puede haber cognición sutil o causal egocéntrica, cognición sutil o causal etnocéntrica, etc., y también que se desarrollan paralelamente.

 

Así pues, por poner un ejemplo de una posible patología, la esquizofrenia ocurriría cuando una persona se centra (o desarrolla una fijación o adicción) en la cognición sutil y pierde el contacto con la cognición ordinaria. Y además se hace una interpretación de toda esa información sutil desde estructuras y patrones mentales patológicos. (Estoy hablando de lo que ocurre en el cuadrante superior izquierdo, aunque está claro que la esquizofrenia también tiene causas en los demás cuadrantes, como por ejemplo genéticas y de alteraciones de la química cerebral, las cuales situaríamos en el cuadrante superior derecho).

 

 

Por otra parte, no hay que confundir los niveles inferiores de la línea de la cognición causal, con los niveles superiores de esta línea cognitiva.

 

 

Nótese que no mencioné la cognición de los estados Testigo y No Dual, pues son estados absolutos que no se asocian a ningún reino relativo donde hay objetos que cognoscer. Aunque sí que puede proseguir la sutilización y amplificación de la precisión de lo que puedo ser consciente, como por ejemplo que, el estado de Testigo Vacío es tremendamente dual, y esa reducción dualista, supone la capacidad de mantener centrada la atención sin objeto, ignorando "todo aquello que no soy", dualidad sujeto-objeto, el Uno y los muchos. Es la última contracción en torno al corazón del Ser, en forma de testigo o sujeto puro, escindido del mundo de los objetos.

 

En la medida que ese Testigo o Yo Real sale o desciende de su absorción en Turiya o atención plena sin objeto, se empieza a identificar con el yo superior causal, depués desciende a la identificación con el alma sutil, luego con el ego y después con el cuerpo. Para invertir esa caída, se debe de recuperar la capacidad de atestiguar ecuánimemente todo objeto de todo reino, para después disolver el Testigo Vacío (Yo Real) en Un-Solo-Sabor (Talidad o Esidad de lo que Es), saboreando el Vacio en la Forma y saboreando la Forma en el Vacío, No Dual.

 

Por otro lado, visualizando estos diferentes tipos de línea cognitiva, estar demasiado adherido o apegado a la cognición sutil, por ejemplo, y demasiado poco a la cognición ordinária, es experimentado por el "yo" del reino ordinario como una disonancia o una patología.

 

Por ejemplo, yo (Joan Umbert Font), en esa disonancia que acabo de comentar, tengo mucho trabajo personal que realizar, porque estoy demasiado a menudo en las nubes sutiles (ya sean elevadas como bajas). Y puede pasar que alguien de mi familia me diga algo y yo ni oirlo, al estar ensimismado en mis pensamientos, lejos de la realidad ordinaria. Las prácticas corporales de enraizamiento en el cuerpo físico, me son de mucha ayuda. Tener tendencia a ir a las dimensiones sutiles de la realidad no siempre es sinónimo de tener una capacidad cognitiva mejor, pues a veces es problemático. El ideal del sabio es transitar por todo el espectro de la realidad (ordinario, sutil y causal) sin preferencas especiales por un tramo de la realidad. Ahora bién, nuestra cultura occidental peca de absolutismo de estado ordinario y absilutismo de cuadrantes de la derecha, negando que la percepción (cuadrante superior izquierdo) pueda sutilizarse y captar realidades imperceptibles sin alta sensibilidad. 

 

 

Los objetos sutiles (ya sean en forma de audición mental, imagen mental, etc) pueden proceder de estratos prepersonales, personales o transpersonales.

 

Ken Wilber en Una visión integral de la psicología. Ed. Alamah. (página 347) dice, "... yo utilizo el término "reino sutil" en dos sentidos, uno estricto y otro amplio. En un sentido ámplio... la materia es el reino ordinario, lo no-manifestado es el reino causal [en una obra más reciente, "La religión del futuro", Wilber ha modificado su concepción del reino causal donde ahora sí que hay manifestaciones de objetos muy muy sutiles, lo sin forma no manifestado empieza en el estado Testigo Vacío o Turiya], y todo lo que se halla entre uno y otro es el reino sutil. Y en un sentido estricto, utilizo el término "sutil" para referirme a los niveles superiores del reino sutil. El contexto determinará a cual de los significados estoy refiriéndome." 

 

El "yo proximal", que puede ser considerado como una corriente o línea de desarrollo que va transitando el Gran Nido del Ser, también puede ser visto desde el punto de vista del estado. Así pues, puede ser visto como si se tratara de tres corrientes de estado diferentes, "yo ordinario", "yo sutil", "yo causal", "Yo Testigo" y "Esidad no dual". La mayoría de las grandes tradiciones de sabiduría, suelen afirmar que el ser humano dispone de varios grandes sistemas de personalidad según los estados esmentados: el "yo frontal o ego" y el "yo psíquico profundo o alma", el "Yo o Testigo" y "no dualidad yo-no yo". Y cada una de esas corrientes de estado de la "identidad" se desarrolla de un modo relativamente independiente, pues aunque más arriba haya esmentado que el desarrollo del "yo" va desde el "yo cuerpo", al "yo persona", al "ego", al "yo centauro"... , esa secuencia es la del "yo frontal", que no incluye al "yo alma" ni al "Yo Espíritu", que pueden desarrollarse de un modo relativamente paralelo, y desde la perspectiva frontal pueden pasar desapercibidos durante buena parte de la vida, aunque están ahí.

 

El ego o yo frontal es el yo que se adapta al estado ordinario; el alma (o psíquico profundo) es el yo que se adapta al estado sutil; el yo superior es la identidad adaptada a lo muy muy sutil que es lo causal; y el Yo Real o Testigo es el yo que se adapta al estado de Testigo Vacío.

 

Centrémonos ahora en la corriente del "ego". El "ego o yo frontal" incluye el "yo cuerpo", el "yo persona", el "ego maduro" y el "yo centauro o visión-lógica" (dense cuenta de que a todo ese conjunto que conforma el ego, lo denomino igual que a uno de sus componentes, el motivo es porque el ego empieza con el cuerpo, sigue con las etapas denominadas persona y ego maduro y finaliza al finalizar el centauro o cuerpo mente integrados). El "yo frontal o ego" depende de la cognición ordinaria.

 

Y había dicho que, simultáneamente, el alma puede seguir su camino. Como se trata del yo que se adapta a las realidades sutiles, depende de la cognición sutil (que incluye la imaginación, el sueño, la ensoñación vigílica, las visiones creativas, los estados hipnagógicos, los estados etéreos, las revelaciones visionarias, los estados hipnóticos, las iluminaciones trascendentales y múltiples modalidades de savikalpa samadhi) y de la corriente del "yo" que la orienta e integra.

 

Así pues, la línea de la cognición sutil parece que se desarrolla en forma de U. Es decir, que la corriente psíquica profunda está presente desde los estadios prenatales (en la forma que suelo denominar como "nubes de gloria"), y va desvaneciéndose en la medida en que va desarrollándose el "yo frontal o ego" centrado en el mundo ordinario. Al parecer, el alma va sumergiéndose y olvidándose a medida que va madurando el ego, y si el desarrollo prosigue hasta el centauro (niveles esmeralda y turquesa), el psíquico profundo empieza a volver a emerger, y emerge del todo después del nivel centauro [añil], en las llamadas olas transpersonales.

 

Cabe decir que, aunque los niños pequeños tengan acceso a algunos tipos de experiencia sutil o espiritual, son interpretadas desde donde se encuentra su "yo frontal" en niveles bajos que yo suelo denominar prepersonales y que no se deben de confundir con los niveles transpersonales.

 

 

Y aunque el bebé viva mucho desde el alma o psíquico profundo, está en niveles bajos de esa línea sutil, por tanto, un bebé no es un buda. Un bebé es encantador, es maravilloso, inocencia pura, aunque no es un sabio.

 

Estar en lo sutil no implica estar en un desarrollo vertical muy elevado, ni tampoco que los niveles de sombra de las estructuras de la conciencia recorridas estén suficientemente sanas.

 

Descarga
Alma, ego y reencarnación.
Artículo de Ken Wilber.
Alma, ego y reencarnación. Ken Wilber.do
Documento Microsoft Word 26.5 KB

Deseo inscribirme para recibir notificaciones cuando haya novedades


Descárgate en PDF (texto) y MP3 (audio) todos los artículos de este blog por sólo 20€

Artículos en PDF + MP3
e-mail
Nombre y apellidos

Curso "felicidad integral" y Meditaciones integrales

Una de las cosas más interesantes que te vas a encontrar en mi curso "Senda a la felicidad integral" son las 12 meditaciones del espectro de la conciencia. Una meditación por cada nivel.

 

Estas meditaciones, basadas en la Teoría Integral de Ken wilber, empiezan por el nivel más básico, el infrarrojo, y van ascendiendo, transportando tu conciencia de forma natural hasta los niveles más elevados. ¡Es un viaje interior apasionante!

 

Por ejemplo, en la meditación del primer nivel, practicarás atención plena sobre tu impulso de "hambre", para integrarlo (en caso de que no esté bien integrado) y trascenderlo. Esa práctica puede curar problemas con ese impulso, ya sean por adicción o por disociación.

 

Este tipo de meditaciones son algo novedoso, pues no son meditaciones al uso, no son meditaciones de estado, no son meditaciones del ámbito del despertar, son meditaciones de estructura, de la dimensión del crecer, y siéndote sincero, no encontrarás muchas meditaciones para crecer estructuralmente y limpiar, ya que la mayoría son meditaciones para lograr estados elevados (lo cual está genial, aunque en internet puedes encontrar miles de meditaciones de este tipo), no del tipo de meditaciones que aquí te ofrezco (para crecer). Así pues, en este sentido, son unas meditaciones muy especiales y con elevadísimo potencial transformador para ti.

 

Si te interesa saber más sobre estas meditaciones o sobre el curso entero, ponte en contacto conmigo por e-mail :) CLICA EN LA SIGUIENTE IMAGEN PARA ADQUIRIRLAS.

Escribir comentario

Comentarios: 1
  • #1

    Maria Molero (domingo, 20 diciembre 2020 22:16)

    Me ha encantado el recorrido que haces sobre los dominios de lo sutil. Hace poco.. en una comunicación transparente y sin conocer esto k explicas percibí en la otra persona y en mi esos dos niveles-- proximal y sutil k yo llame alma- y percibí como la conexión se daba en un plano pero no en el otro. Nunca lo había visto de forma consciente. Tu aproximación me aclara. Y si. Yo tb tiendo a refugiarme en el espacio sutil.... Hubl dice k eso es una opción cuando hay trauma... Abrazos!!