Diferencias entre la visión del mundo holista (esmeralda) e integral (turquesa).

 

Resulta que lo que ahora valoras, puede evolucionar. Aquí les voy a presentar, de forma resumida y en términos de la Teoría Integral de Ken Wilber, como se describen los dos niveles de segundo grado, a los que se les ha asignado el color esmeralda y turquesa, en la evolución de la cognición humana y en la evolución de los valores. Cabe decir que en la Teoría Integral AQAL,  el desarrollo continúa más allá de esos niveles, hacia los niveles de tercer grado.

 

Podemos ver el modelo de Wilber como: la escalera (estructura básicas o Gran Cadena del Ser), el escalador (el "yo proximal") y las visiones del mundo (estadios de transición). En cada subida de peldaño pueden aparecer problemas (patologías) que pueden ser resueltos con diferentes abordages o tratamientos.

 

El “yo proximal” se identifica con una estructura básica de conciencia, de esta forma se convierte en un yo físico, en un yo emocional, etc. Cada línea se desarrollará con cierta independencia de las demás, excepto excepto de la línea o dimensión cognitiva, que es una condición necesaria para que el resto de líneas se desarrollen. Así, el yo de cada nivel tendrá su propia visión del mundo. Después, el yo proximal negará su identificación exclusiva con ese nivel para identificarse con el siguiente nivel. Sin embargo mantendrá las funciones propias de la estructura básica anterior (el yo proximal del nivel anterior se transforma en yo distal u objetal, y será usado por el yo proximal), pues es una estructura permanente. Sin embargo el yo proximal identificado con el nuevo nivel no tendrá la misma visión del mundo que el "yo" identificado con el nivel anterior; de hecho la visión del mundo anterior desaparece totalmente, es decir que es un estadio de transición.

 

 

 

 

En la línea del desarrollo de los valores y del desarrollo cognitivo, los dos niveles de segundo grado, esmeralda y turquesa, se pueden dividir en dos sub-etapas cada una. En la primera etapa esmeralda, la cual denominaremos esmeralda 1, se puede coordinar y desplazarse entre las diversas visiones del mundo o entre las identificaciones del "yo" (distal), pero no ordenarlas en una secuencia de desarrollo. Esto está de acuerdo con el quinto orden de conciencia de Robert Kegan, donde se refiere al sujeto como trans-sistema

 

La segunda etapa del nivel esmeralda, esmeralda 2, es la que se describe comúnmente en la Dinámica Espiral, con énfasis e identificación con un proceso de desarrollo, donde un sistema de valores determinado es una estación en una escala evolutiva. Este tema también aparece en los resultados de las pruebas de desarrollo del ego. Esta etapa generalmente tiene su enfoque en el desarrollo hacia arriba, aunque por supuesto es un proceso bastante largo, que lleva años. Una posible diferencia entre el nivel esmeralda 1 y 2 es la capacidad de tomar una perspectiva vertical del nivel esmeralda tardío.

 

La primera etapa turquesa, turquesa 1, se basa en otro tema, al que Cook-Greuter se refiere como la etapa consciente de constructos. En comparación con la etapa anterior, la consciencia de constructo ayuda o potencia la integración de más sombras y es más coherente desde abajo hacia arriba, es decir, más coherente en todos los niveles de su propia espiral del desarrollo. Loevinger llamo a esta etapa, "integrada". Un tema que Cook-Greuter describe aquí es que hay una identificación con un proceso evolutivo que coordina el desarrollo personal con la evolución cultural, y ver que el propio desarrollo es una expresión de una trayectoria personal y cultural, estructural y conductual. La descripción de Cook-Greuter se parece a la noción de Wilber de una tetra-evolución en todos los cuadrantes. Y también sería un sexto orden de conciencia correspondiente con la teoría del objeto sujeto de R. Kegan.

 

La segunda etapa del nivel turquesa, turquesa 2, trata lo que viene después del nivel al cual Cook-Greuter llamó etapa consciente de constructo. En esta etapa, se comprende que el lenguaje, el significado y la identidad, son algo que se está construyendo. La persona consciente de esa construcción, puede tomar toda la construcción de significado como un objeto y no estar unida, fusionada y determinada por esta. Por ejemplo, la identificación previa con el proceso evolutivo se ve desde aquí con mayor distancia (como si fuera un yo distal y ya no como yo proximal) y por una consciencia de constructo más refinada, se da cuenta de que las etapas del desarrollo son meras construcciones, lo que puede ser bastante provocador para las dos etapas previas. Para la segunda etapa esmeralda y la primera etapa turquesa, es significativo avanzar a la siguiente etapa de la espiral del desarrollo, pero la etapa turquesa tardía se ha salido de la escalera o espiral, está en caída libre y, por lo tanto, todo eso pierde mucho sentido, y si no hubiera aparecido ningún interés por algún tipo de espiritualidad hasta este momento, ahora llegó a ser algo muy recurrente, y si el individuo intenta reprimir esa apertura a niveles superiores (los niveles de tercer grado o transpersonales) la crisis existencial se puede adueñar de él.

 

Esta es una gran paradoja, en el nivel esmeralda tardío y en el turquesa temprano, sacrificarán cualquier cosa para pasar a la siguiente etapa, pero los turquesa tardío se dan cuenta de que no siempre vale la pena. Después de todo, es muy agradable tener estructuras a las que puedas unir tu ego y tener dirección en tu vida. Sin embargo, hay beneficios ahí, como por ejemplo tener mayor sensibilidad al silencio y a las sombras, y sus habilidades cognitivas, como la toma de mayor perspectiva, por supuesto. En esta etapa, es obvio lo que dice Cook-Greuter: "más elevado no es mejor, no es más feliz". 

 

 

Según describe Ken Wilber en "La religión del futuro", si tu centro de gravedad cognitivo se encontrara en el nivel esmeralda, valorarías la cualidad de poder ver totalidades, que a su vez son parte de algo mayor, es decir, tener la capacidad de captar la totalidad de un sistema complejo, y que la modificación de cualquiera de sus componentes influye en la totalidad.

 

Si en el nivel anterior (el verde) se pueden captar sistemas de sistemas, en el esmeralda se pueden captar sistemas de sistemas de sistemas, o lo que es lo mismo y menos liante, sistemas complejos. Y en este nivel talvez puedas verte a ti mismo como miembro de un sistema social, familiar, ideológico, etc. Pudiendo vislumbrar que hay una cantidad enorme de sistemas hacia abajo y hacia arriba. Desde sistemas de partículas y energías subatómicas abajo del todo de la evolución, a sistemas sociales complejos. Cada uno de esos sistemas puede ser visto como una totalidad, y a la vez puede ser visto como parte de un sistema mayor. Entonces tenemos que todas las cosas son, al mismo tiempo, una totalidad, que se puede descomponer en partes, y cada una de esas partes es una totalidad, y que todas las cosas son parte de un sistema mayor. Eso significa que todas las cosas son un holón, término que quiere decir que todo puede ser visto como una totalidad y a la vez como una parte de algo mayor. Esa es la naturaleza holónica de todas las cosas.

 

 

Un átomo puede ser visto como una totalidad en sí, también como parte de los componentes de una molécula, y que se puede descomponer en partículas subatómicas. El despliegue holónico hacia arriba y hacia abajo es infinito.

 

En el nivel cognitivo esmeralda, se toma conciencia de esa realidad holónica capaz de evolucionar a sistemas de sinergias mayores y capaz de descomponerse en subsistemas más básicos o fundamentales. Todo eso implica un orden, de más fundamental a más complejo. Y tales ordenamientos de holones u holoarquías están por doquier. Incluso una palabra es un holón, que se puede descomponer en letras, y que a su vez puede formar parte de una frase. He aquí la naturaleza holoárquica de todas las cosas. Ahora date cuenta de que todo lo infereior está en lo superior, mas no todo lo superior está en lo inferior. Los átomos están contenidos en las moléculas, aunque los átomos no contienen moléculas. Puedes ver las bellotas de la encina, aunque la encina en la bellota sólo es un potencial. Por mucho que estudies el ADN de una bellota, no verás encinas en su interior si no la plantas y germina, y ese potencial futuro puede desplegarse o no. Como potencial, te podrías identificarte con la conciencia de Buda, aunque por ahora quizas todavía no lo hayas hecho de forma duradera. Y en caso de que sí, que ya te identifiques, de manera estable, y no solo en experiencias cumbre, con el Buda, Cristo o Atman, mirando en tu interior sí que podrías ver tu ego, aunque ahora sería una herramienta para vivir en tu vida cotidiana práctica, en lugar de vivir desde el ego sin desidentificarte de él.

 

Así que el Universo no es holográfico, sino holoárquico, pues lo superior contiene lo inferior, aunque lo inferior todavía no ha desarrollado su potencial futuro. Una posibilidad todavía no es una realidad. En nuestro mundo podría no haber guerras o hambre, aunque por ahora sí que hay.

 

Pasemos ahora al siguiente nivel, el turquesa. Si tu desarrollo cognitivo se encontrara en ese elevado nivel, tendrás cada vez más consciencia de constructo. Veamos en qué consiste eso. Llegados a estas alturas del desarrollo, tal vez valores las holoarquías de desarrollo y naturales. Tal vez tengas idea de como se desarrolla la dimensión cognitiva, la emocional, la espiritual, la de los valores personales o culturales, la filogenética, etc. Quizás tengas una cosa bien clara: que la evolución va de lo más simple a lo más complejo, de lo más fundamental a lo más significativo, de más egocentrado a menos egocentrado, de menos inclusión de totalidad a más inclusión de totalidad. Talvez también conozcas el mapa Integral AQAL... entre otras teorías. En el nivel turquesa te das cuenta de que todo eso son constructos o construcciones mentales en las cuales coparticipas.

 

Aquí adviertes que la realidad no es igual que estos esquemas evolutivos, y que, aún estando avalados por la ciencia, son solamente aproximaciones a la realidad. También aquí te das cuenta de que siempre interpretas la realidad con mapas que te has hecho tuyos, más elaborados o menos, inconsciente o consciente de ellos. Toda verdad de como es la realidad no se nos es simplemente dada, sino que es co-construida entre quien interpreta y lo interpretado. Y eso no significa que no haya una verdad real, sino que la mentalidad, valores y cultura del conocedor, son parte del conocer. Y cada nivel de conciencia co-construye un mundo diferente, y si ves eso claramente, te exigirá la inclusión de todas las maneras sanas de ver el mundo que han surgido durante el desarrollo histórico, pues aunque tu visión del mundo sea más abarcadora y profunda que otras visiones, bien seguro que hay visiones del mundo más elevadas que la tuya.

 

Entonces, sea cual sea tu teoría preferida o tu narrativa explicativa del porqué y como de las cosas, dándote cuenta de que son constructos mentales, tal vez te des cuenta, por ejemplo, de que no es correcto encasillar a las personas en tales constructos (por ejemplo decir: este hombre está en el nivel ámbar). Aquí examinas más cuidadosamente tales encasillamientos, y ves lo parciales que son a la hora de mirar a otro ser humano en su totalidad. Hay etiquetas demasiado generales y simples, poco individualizadas, lo cual te puede llevar a entrever que, tal vez, necesites mirar y escuchar a las personas de una forma más inmediata, más transparente, experiencial y directa, más desde la frescura del ahora.

 

En la pág. 155 de "El ojo del Espiritu", Wilber nos aclara que no estamos encasillados en un solo nivel... lean el siguiente fragmento. "La investigación al respecto ha demostrado que alguien que se encuentre, pongamos por caso, en el estadio moral 3, sólo da (más o menos) el 50% de sus respuestas desde ese nivel, mientras que (más o menos) el 25% proceden de niveles más elevados y el 25% restante lo hacen desde niveles inferiores. Dicho en otros términos, aunque el "yo" se halle distribuido por todo el espectro de la conciencia, el centro de gravedad se hallaría en el estadio moral 3".

 

Y además, no son probabilidades exactas, simplemente Wilber lo expresó así para dar a entender o ejemplificar el concepto de onda de probabilidad. Esas probabilidades variarán en cada sujeto, dependiendo de si ya está muy avanzado en tal estructura y se empieza a adentrar en la siguiente, o al revés y sólo esté en los inicios de tal estadio. Lo que quería aclarar en esa nota era que una estructura de conciencia es una onda de probabilidad (o nube de probabilidad), no escalones o peldaños rígidos.

 

 

 

Trasciendes e integras tus mapas mentales. Te desidentificas de ellos, evitando confundir esos mapas útiles e imprescindibles para interpretar la realidad, con la realidad misma. Así mismo, eres consciente de lo pretencioso que sería decir que uno va por la realidad sin usar mapa mental alguno, sin color en el cristal por el cual mira e interpreta la realidad. Sería como decir, mi forma de comprender es la pura realidad absoluta. Entonces, en el nivel turquesa, ves a esos mapas o teorías como si fueran objetos útiles que usa tu "yo", integrándolos en tu conciencia, aunque no identificado con ellos.

 

 

Y consciente de esas construcciones, decido participar activamente en la co-creación de la cultura y la sociedad, participando en las redes de interacciones. Dejo de vivir en un mundo en el cual, simplemente experimento cosas, y encambio profundizo mi conciencia, y todo un mundo distinto emerge de los nuevos constructos en que, consciente y activamente, participo en su creación. Me convierto en un instrumento vivo creador de cultura y tejido social, materializando nuevas formas de realción. 

 

 

Por otra parte, la teoría de lo que hoy se conoce como Modelo de Complejidad Jerárquica (MCJ) fue presentada originalmente por Michael Lamport Commons y Francis Asbury Richards a principios de la década de 1980, y en ella también encontramos descripciones de los niveles de segundo en la línea cognitiva: etapa paradigmática (nivel esmeralda) y etapa interparadigmática (nivel turquesa). Veámoslas.

 

Etapa paradigmática: el indivíduo puede trabajar con varios metasistemas muy abstractos para crear nuevas maneras de pensar sobre el mundo, nuevos paradigmas, nuevas ciencias o ramas dentro de la ciencia. Tiene un estilo fractal de pensamiento, donde los principios universales encontrados son aplicables a muchos fenómenos y diferentes niveles de análisis.

 

Su prevalencia es desconocida, pero sí el patrón continúa y cada etapa parece aumentar con cada desviación estándar, debería haber alrededor de un adulto por cada mil en una población normal, sobre todo a partir de los 25 años.

 

Etapa interparadigmática: puede manejar diferentes paradigmas para crear nuevos campos de estudio. Ejemplos: la reformulación que Newton hizo de la física, la teoría de la evolución de Darwin, la teoría de la relatividad de Einstein, la invención de la física cuántica, las matemáticas del caos y la complejidad, la invención de la computación, la “Teoría Integral” de Ken Wilber, la invención de la teoría de cuerdas, la invención del MCJ, etc.

 

 

 

En forma de generalización, podemos decir que al llegar a estos niveles tan elevados y poco comunes, el sentido de identidad de las personas se va desligando de la propiedad de las cosas como forma de extensión material del ego, y por ello los individuos se “fluidizan” a través de la búsqueda de experiencias de vida. Los miembros de la sociedad se convierten en consumidores de experiencias, lo que genera la búsqueda de autenticidad.

 

Cuando los roles de los Estados, las empresas y la sociedad civil se integren, y gracias al fomento de la responsabilidad social y ambiental conciente, se llegará a lo que puede definirse como un verdadero capitalismo social (o socialismo liberal), cuyo objetivo no sólo será la ganancia, sino el bienestar de la gente y el medio ambiente. Se irá de la competencia a la cooperación, de la beligerancia a la coexistencia pacífica, del egoísmo al mutualismo, de la agresión a la compasión, de la explotación a la empatía, del aislamiento a la conectividad, de la jerarquía de dominio a la “holoarquía natural”.

 

Este necesario paradigma de pensamiento comienza a derramarse capilarmente en la sociedad. Aunque muchos son los factores que están contribuyendo a impulsar esta mutación, es probable que ninguno sea tan trascendente, como el que representa la transición de la imprenta al uso de la computadora personal, los teléfonos móviles (celulares) de última generación y las tabletas electrónicas, y de la convergencia entre ésta y las redes de comunicación.

 

Personalmente me animo a confesar que de promover la estructura integral de conciencia trata, prácticamente todo el contenido de este blog, contenido este que espero pueda ser aprovechado por todos y que contribuya a brindar claridad para delinear el nuevo mapa de la realidad que hoy nos toca vivir.

 

 

 

Fuentes:

 

Ken Wilber. "La religión del futuro". Ed. Kairós.

Ken Wilber. "El ojo del Espíritu". Ed. Kairós.

La Red y el futuro de las organizaciones. Más conectados … ¿Más integrados?


Descárgate en PDF todos los artículos de este blog por sólo 15€

Artículos en PDF
e-mail
Nombre y apellidos

Deseo inscribirme para recibir notificaciones cuando haya novedades


Escribir comentario

Comentarios: 0