La manifestación del Espíritu y la aparición de los valores

Hola, soy el Espíritu, y os voy a contar muy brevemente la historia de mi manifestación material y encarnación en todo tipo de seres, incluso en seres humanos, y como fueron apareciendo valores, desde el inicio de esa especie hasta nuestros días :)

Por cierto, como tengo todas las formas y a la vez ninguna, no soy esa bola de humo de aquí abajo, sólo que, tampoco me identifico con una foto de "todo negro" o "todo blanco", y decidí  hacer un poco de postureo en forma de bola negra de humo blanco ;)

Proceso del Big Bang, hace unos 13.800 millones de años.

Nivel subatómico.

Nivel atómico.

Nivel molecular. Enlaces entre diversos átomos.

Involución y evolución del Espítiru. El tramo que va desde el Espíritu no manifestado hasta el Big Bang, es la involución del Espíritu. El tramo que parte desde el Big Bang hasta nuestros días, es el tramo de la evolución del Espíritu.

Aparición de lo singular (uno) y lo plural (dos, tres... varios, muchos). Y aparición de la subjetividad (Testigo, interioridad, conciencia) y lo objetivo (lo atestiguado, exterioridad, de lo uno es conciente).

Así aparecen las dos dualidades básicas de nuestro universo: interioridad (los dos cuadrantes de la izquierda) y exterioridad (los dos cuadrantes de la derecha). Y individualidad (los dos cuadrantes de arriba) y colectividad (los dos cuadrantes de abajo), dando como resultado los 4 cuadrantes del Kosmos. Sin olvidar que la realidad más profunda de TODO es no-dual, y que esos 4 cuadrantes son simplemente perspectivas, y no se puede separar la interioridad de la exterioridad, ni la singularidad de la colectividad. Es decir, la realidad tetraemerge, y cada nivel de realidad observado en una sola perspectiva (o cuadrante) tiene sus correlatos en las demás perspectivas.

Al aparecer los átomos más simples, los de hidrógeno, con un solo electrón orbitando el núcleo, empiezan a aparecer nebulosas de hidrógeno, que se van condensando, aumentando de presión y temperatura, llegando a formar ESTRELLAS y GALAXIAS.

En el interior de las estrellas, por la enorme masa, gravedad, presión, temperatura, etc., hay reacciones termonucleares, en donde electrones se separan del núcleo y, quedando libres, se adhieren a otros átomos, formando átomos con dos electrones orbitando el núcleo (átomos de helio), y así formando átomos de tres, de cuatro, etc., electrones, formándose la mayoría de elementos de la tabla periódica.

Una estrella puede crecer tanto, y en su núcleo puede haber tanta presión y temperatura, que puede explotar, como lo hace una supernova. Y fragmentos de tal explosión ser captados por el campo gravitatorio de otra estrella, apareciendo los sistemas planetarios.


En sus orígenes, en la Tierra no había vida, aunque sí había biomoléculas (las moléculas constituyentes de los seres vivos), a base de carbono, hidrógeno, oxígeno, nitrógeno, fósforo y azufre. Y hace unos 4.000 millones de años aparecieron los primeros organismos unicelulares. Y como no pretendo contar la historia detallada de la evolución biológica, te tendrás que conformar con esas imágenes de aquí abajo. Pues lo que ahora te quiero mostrar es la aparición de tus valores, que lo verás un poco más abajo.

Con la siguiente especie empiezan a surgir los valores humanos. Vayamos a examinar esos sistemas de valor uno a uno:

Estrato 1:  valores de supervivencia básica. Comer, beber, reproducirse, protegerse de depredadores, calor, estar con los de su especie, etc.

Estrato 2: Mágico-animista. Tales valores surgieron en la humanidad hace unos 50.000 años.

Estrato 3: Autoprotector, poder egocéntrico, impulsivo, heróico. Emerge hace unos 10.000 años.

Los valores del estrato 1 perduran, por ejemplo, en transeúntes, bebés, gente con alguna enfermedad mental o daño cerebral severo...

Los valores del estrato 2, perduran en nuestros días, en todad la gente que cree en cosas mágicas tipo astrología, tarot, hechizos, conjuros, supersticiones... Por ejemplo, la espiritualidad New Age resulta de entremezclar elementos mágicos, racionales, pluralistas y holísticos. Su error es pensar que todos sus elementos son holíticos, cuando no lo son.

Los valores que aparecieron en el tercer estrato, perduran hoy de muy diversas formas, como el niño terrible de dos años, el rebelde sin causa, la mentalidad fronteriza, los líderes de las bandas, los malvados de las películas de James Bond, los mercenarios, las estrellas del rock, los grandes navegantes y exploradores intrépidos, etc.


Estrato 4: Orden mítico. Pertenencia. Creencias incuestionables, absolutistas. Este sistema de valores empezó a emerger hace unos 5.000 años. La vida tiene un sentido claro, una dirección, un objetivo y un orden impuesto por un Otro todopoderoso.

Estrato 5: Logro, lógica racional, buscar la excelencia. En esta ola del desarrollo de los valores, que empezó a emerger hace unos 2.500 años y especialmente hace unos 300 años con la Ilustración y la ciencia,  y su expansión masiva no llega hasta producirse la revolución industrial. 

Estrato 6: Pluralista, el "yo" sensible. Su boom fue en Mayo de 1968. Centrado en la comunidad, en la relación entre los seres humanos, en las redes y en la sensibilidad ecológica. Fuertemente igualitario y antijerárquico, se centra en los valores plurales, en la construcción social de la realidad, en la diversidad, el multiculturalismo y la relativización de los valores. Toma de decisiones sustentada en la conciliación y el consenso (desventaja: dilación “interminable” del proceso de toma de decisiones).

Los tres pilares (en principio sanos) de la forma de pensar de la gente pluralista, por lo general se han corrompido.

1) Contextualismo: toda verdad es dependiente del contexto. Aunque algunos contextos son verdades universales y por lo tanto existen verdades comunes a todos; el mero hecho de que toda verdad es contextual es una verdad universal.

2) Constructivismo: toda verdad de como es la realidad no se nos es simplemente dada, sino que es co-construida entre el sujeto que interpreta y lo que esta siendo interpretado. La "construcción social de la realidad" no significa que "no hay verdad real", sino que significa que la naturaleza y contextos de el conocedor son una parte intrínseca del proceso de conocer; y más importante aún, nos abre a un genuino mundo complejo, en que cada diferente nivel genealógico del desarrollo "co-construye" un mundo diferente, algo que exige la inclusión de todas las maneras de ver el mundo que hayan surgido durante el desarrollo histórico.

3) Aperspectivismo: no hay perspectivas privilegiadas ahistóricas. Por lo tanto, aunque cada etapa es adecuada (con su propia verdad de lo que es la realidad), cada etapa siguiente es más adecuada, es decir, cada etapa tiene sus verdades, mas cada etapa superior tiene verdades "más profundas y ámplias" o contiene más perspectivas para ir abordando la verdad de la realidad. Estas son las virtudes de tener en cuenta la evolución social y cultural.

 

Esos avances postmodernos se han corrompido de la siguiente manera:

1) Ejemplo de mal uso del contextualismo: Los primeros grandes imperios, con visiones del mundo míticas, fueron opresores, y odiaban a las mujeres, razón por la cual se inventaron el patriarcado. Lo cual es falso, pues el patriarcado fue una creación conjunta entre hombres y mujeres. No se debe de juzgar el patriarcado presuponiendo que oprimía valores mundicéntricos (pues no ex-istían todavía, no habían emergido aun).

2) Ejemplo del mal uso del constructivismo: Si las verdades son construidas por el sujeto, cada cual tiene su verdad, y ninguna es más importante que la otra (eso es falso, pues hay comprensiones de la realidad más erróneas, p.e., ¿qué es un judío para un Nazi?, y otras más acertadas. Además, hay verdades más amplias y profundas que otras.

3) Ejemplo del mal uso del aperspectivismo: como no hay puntos de vista privilegiados o mejores, mi verdad es mi verdad y tu verdad es tu verdad, y ninguna es mejor que la otra. Eso es falso, pues la manera de interpretar las relaciones homosexuales en sociedades mítico-agrarias no será dada por buena por mucha gente progresista (de valores del sexto estrato) de hoy en día.

Michel Foucault, con megáfono en la mano, con Jean-Paul Sartre, hablando en la Universidad de la Sorbona, París, en mayo de 1968.

Estrato 7: holístico, sistémico. La vida se presenta como un caleidoscopio de sistemas fluidos e interrelacionados, cuya prioridad fundamental gira en torno a la flexibilidad, la espontaneidad y la funcionalidad.

Captar la totalidad de un sistema complejo, y ver claro que la modificación de cualquiera de sus componentes, influye en la totalidad.

Sistemas complejos evolutivos, los juicios ordenados en escalas de valores, las jerarquías de desarrollo y naturales.

 

 

Estrato 8: Integral. Visión de holoarquías de desarrollo (totalidades y a la vez parte de algo mayor, evolutivas). Eso nos devuelve el poder tener una metanarrativa para dirigir nuestras vidas en pro al bien de todos los estratos del desarrollo.

Se une el sentimiento y el conocimiento, la emoción y el pensamiento, el cuerpo y la mente; múltiples niveles interrelacionados en un metasistema; fundamento de la totalidad extensa.

Tanto teórica como prácticamente, es posible una “gran unificación”, es decir, una visión de conjunto.

Aquí se valoran los sistemas de sistemas complejos evolutivos, los juicios ordenados en escalas de valores, las jerarquías de desarrollo y naturales.

La evolución va de lo más simple a lo más complejo, de lo más fundamental a lo más significativo, de más egocéntrico a menos egocéntrico.

 

Los valores del estrato 4 perduran en los conservadores, fundamentalismos de todas las grandes religiones, la obediencia ciega a una ley, los totalitarismos, el puritanismo, jerarquías sociales rígidas y paternalistas...

Los valores del estrato 5 siguen en la actualidad en Wall Street, la clase media emergente de todo el mundo, la industria cosmética, la búsqueda del éxito, el materialismo, el capitalismo de mercado y el liberalismo centrado en las ganancias de uno mismo, la racionalidad académica, etc.

Cabe decir que los rasgos profundas están determinados naturalmente, mientras que los rasgos superficiales son modeladas por la cultura e incluso cambian de un individuo a otro, por tanto, uno puede estar dirigido al logro y guiado por la razón (rasgo profundo de los valores del quinto estrato) y ser materialista (rasgo superficial de los valores de este estrato y que puede no aparecer). Es decir, estar dirigido por el logro, no necesariamente te convertirá en materialista o capitalista. Lo mismo ocurre en los demás estratos de valor, que es necesario no confundir los rasgos definitorios con los rasgos superficiales que varían dependiendo de la cultura, e incluso cambian de un indivíduo a otro.

 

El sistema de valores del estrato 6, se halla presente en la ecología profunda, el postmodernismo, el idealismo de corte holandés, el counseling de Rogers, el sistema sanitario canadiense, la psicología humanista, la teología de la liberación, el Consejo Mundial de las Iglesias, Greenpeace, la ecopsicología, los derechos de los animales, el ecofeminismo, Foucalt/Derrida, lo políticamente correcto, los movimientos en pro de la diversidad, el movimiento LGTB, los derechos humanos y el multiculturalismo.

Otro de los rasgos del sistema de valores verde es pretender no juzgar, no comparar. Aunque, inconscientemente, desde verde, no se aceptan los valores previos, y por ende juzga a tales sistemas de valor como equivocados o menos buenos que su manera de ver el mundo. Y cae en muchas otras contradicciones, como por ejemplo, defender que se tiene que tratar igual a todo el mundo, y a la vez, como es lógico, decir que a los fascistas, por ejemplo, se les tiene que castigar. No se dan cuenta, desde los valores verde, de estar admitiendo que hay una jerarquía en donde los que no juzgan están por encima de los que juzgan. Aunque ellos mismos juzgan negativamente, y con razón, al racista o al sexista. Finalmente tienen que admitir que hay verdades absolutamente ciertas, que hay juicios acertados al 100%.

Los valores del estrato 7 permiten a las personas a emitir juicios dentro de escalas o grados, dentro de un ordenamiento, de juicios más veraces o menos veraces, más justos o menos justos, lo cual implica una cierta jerarquía de valores de menos a más. Admitir que el desarrollo de la conciencia es mejor que la falta de desarrollo de la conciencia, aunque cada nivel sea adecuado y bueno, dadas sus circunstancias, cada nuevo nivel es más adecuado, lleva a dilucidar que no todas las jerarquías son malas.

Las jerarquías se pueden clasificar en dos grupos, las jerarquías de dominio y las jerarquías de desarrollo. Es decir, jerarquías de opresión, como el sistema de castas indú, las jerarquías en las organizaciones criminales, etc., y, por otra parte, las jerarquías naturales, como la que conduce de las partículas subatómicas, a los átomos, de estos a las moléculas, después a las células, a los órganos, a los organismos, o sea, una jerarquía en donde cada estructura superior, trasciende e incluye a todos sus predecesores, razón por la cual, la secuencia discurre por totalidades cada vez más inclusivas, complejas y significativas. En las jerarquías naturales, los niveles más elevados no oprimen a los inferiores, sino que los incluyen. Así pues, uno de los aprendizajes más importantes que pueden hacer las personas con valores del estrato 7 es a no odiar a todas las jerarquías, y a deshacerse solamente de las jerarquías de opresión.

En la mentalidad del estrato 8, también se advierte claramente que la realidad no es igual a esas teorías y esquemas evolutivos o explicativos. Por tanto no debemos confundir la realidad con el mapa de esa realidad (consciencia de constructos). Tales mapas, aunque avalados por pruebas científicas contundentes, son solamente aproximaciones a la realidad. Aunque cabe darse cuenta de que siempre utilizamos mapas para interpretar la realidad, y la mayoría de las veces son mapas inconscientes, ocultos. Y es aquí, en el nivel turquesa, donde nos damos cuenta de que todo eso son constructos o construcciones mentales en los cuales co-participo en su emergencia o enacción. Aquí descubres que toda verdad de como es la realidad, no se nos es simplemente dada, sino que es co-construida entre quien interpreta y lo interpretado. Y eso no significa que no haya una verdad real, sino que la mentalidad y cultura del conocedor son parte del conocer. Y cada nivel de consciencia co-construye un mundo diferente, y si ves eso claramente, te exigirá la inclusión de todas las maneras sanas de ver el mundo que hayan surgido durante el desarrollo histórico. Además, la consciencia de esas construcciones trastoca los cimientos de los valores, y uno decide participar activamente en la co-creación de la cultura y la sociedad, participando activamente en las redes de interacciones.

En este nivel se ve claro que todo lo inferior está en lo superior, aunque no todo lo superior está en lo inferior. Los átomos están contenidos en la molécula, aunque los átomos no contienen moléculas. Puedes ver las bellotas de la encina, aunque la encina en la bellota sólo es un potencial. Por mucho que estudies el ADN de una bellota, no verás encinas en su interior si no la plantas y germina. Y ese potencial futuro puede desplegarse, o no. Así que, el universo no es holográfico, sino holoárquico, lo superior contiene lo inferior, aunque lo inferior todavía no ha desarrollado su potencial futuro. Una posibilidad todavía no es una realidad. En nuestro mundo podría no haber guerras o hambre, aunque por ahora sí que hay.

Comprensión de las pugnas en el panorama político, llegando a posturas integradoras de lo salvable o necesario de cada una de tales ideologías. Entonces, en este nivel se ve claro que toda política, almenos tiene que ir en contra de la corrupción, ser ecológicamente sostenible, y que se puede combinar el liberalismo con el socialismo, de hecho, se necesitan mutuamente, pues el socialismo no se podría mantener sin cierta prosperidad empresarial, y el liberalismo sin socialismo aumenta la brecha entre muchos pobres y pocos súper ricos y poderosos.



Descárgate en PDF (texto) y MP3 (audio) todos los artículos de este blog por sólo 20€

Artículos en PDF + MP3
e-mail
Nombre y apellidos

Deseo inscribirme para recibir notificaciones cuando haya novedades


Meditaciones integrales

Una de las cosas más interesantes que te vas a encontrar en mi curso "Senda a la felicidad integral" son las 12 meditaciones del espectro de la conciencia. Una meditación por cada nivel.

 

Estas meditaciones, basadas en la Teoría Integral de Ken wilber, empiezan por el nivel más básico, el infrarrojo, y van ascendiendo, transportando tu conciencia de forma natural hasta los niveles más elevados. ¡Es un viaje interior apasionante!

 

Por ejemplo, en la meditación del primer nivel, practicarás atención plena sobre tu impulso de "hambre", para integrarlo (en caso de que no esté bien integrado) y trascenderlo. Esa práctica puede curar problemas con ese impulso, ya sean por adicción o por disociación.

 

Este tipo de meditaciones son algo novedoso, pues no son meditaciones al uso, no son meditaciones de estado, no son meditaciones del ámbito del despertar, son meditaciones de estructura, de la dimensión del crecer, y siéndote sincero, no encontrarás muchas meditaciones para crecer estructuralmente y limpiar, ya que la mayoría son meditaciones para lograr estados elevados (lo cual está genial, aunque en internet puedes encontrar miles de meditaciones de este tipo), no del tipo de meditaciones que aquí te ofrezco (para crecer). Así pues, en este sentido, son unas meditaciones muy especiales y con elevadísimo potencial transformador para ti.

 

Si te interesa saber más sobre estas meditaciones o sobre el curso entero, ponte en contacto conmigo por e-mail :) CLICA EN LA SIGUIENTE IMAGEN PARA ADQUIRIRLAS.

Escribir comentario

Comentarios: 0