La teoría de la evolución según Ken Wilber

 

 

La Teoría Integral AQAL de Ken Wilber se ha tomado, no pocas veces y erróneamente, como una versión de las teorías neodarwinianas de la evolución. En otras ocasiones se la ha tomado como una versión sofisticada de la concepción evolutiva del "diseño inteligente", lo cual también es falaz. Vayamos entonces, sin más preámbulos, a aclarar la concepción evolutiva de la Teoría Integral.

 

Charles Peirce dijo que las leyes naturales son, en realidad, hábitos naturales, a los que Wilber llama hábitos kósmicos. Cuando emergieron por primera vez, lo hicieron de un modo relativamente abierto y creativo, pero en la medida en que una determinada respuesta fue repitiéndose, acabó consolidándose como un hábito kósmico cada vez más difícil de erradicar. 

 

Tales hábitos kósmicos no son algo fijo y establecido de antemano. Eso libra a la Teoría Integral de Wilber de la necesidad de defender la hipótesis del llamado "diseño inteligente".

 

En palabras de Wilber, en su libro "Espiritualidad integral", "los hábitos kósmicos, cuando emergieron por primera vez, lo hicieron de un modo relativamente abierto y creativo aunque, en la medida en que una determinada respuesta fue repitiéndose, acabó consolidándose en una estructura cada vez más difícil de erradicar". Dicho metafóricamente, los hábitos kósmicos, por repetición, van profundizando el "surco", lo que conduce a la creación de estructuras (en principio superficiales), que cada vez se hacen más profundas. Así pues, no son prexistentes ni a-históricas, sino que van surgiendo y se van fijando en la evolución.

 

Por otra parte, según David Loye, experto en la obra de Darwin, este no creía que la supervivencia de los más aptos era el único y el principal impulso de la evolución. En "El orígen del hombre", la última presentación de Darwin de la evolución, menciona explícitamente un par de ocasiones el concepto de "supervivencia de los más aptos", y una de ellas era para pedir perdón por el uso de esa expresión. Y 95 veces menciona el "amor", y 92 veces menciona la "sensibilidad moral", curioso dato, ¿no les parece?

 

Darwin dejó muy claro que existe toda una jerarquía de impulsos evolutivos, cuyo lugar más bajo lo ocupa la supervivencia del más apto, luego está la selección sexual, en donde la hembra selecciona al macho con el que mantener relaciones sexuales, en la que llama "estación del amor" y aplica este impulso de "amor" no sólo al ser humano, sino también al resto de animales. Luego está una especie de selección parental y social, seguidas de las dos fuerzas más elevadas de la selección y la evolución, el "amor" y la "sensibilidad moral".

 

La selección de los más aptos, desde la visión integral de Wilber, es una fuerza pura de los cuadrantes superior derecho e inferior derecho (vea el diagrama de aquí abajo). La selección realizada por la hembra, introduce los deseos y decisiones del cuadrante superior izquierdo, y el amor introduce el cuadrante inferior izquierdo y la relación amorosa yo-tú, y Darwin no tiene la menor duda de que, aun en animales inferiores como los pájaros, ese impulso es una forma verdadera de amor. Y la sensibilidad moral, por último, no solo apunta al cuadrante inferior izquierdo, sino a los niveles superiores del desarrollo de los 4 cuadrantes.

 

El Darwin más maduro tenía un concepto muy amplio y global de la evolución, a diferencia de las primeras formulaciones de su teoría.

  

 

 

Pero esta es también una teoría de la evolución que no depende exclusivamente de las mutaciones azarosas en el material genético (cuadrante superior derecho) y de la selección a través del ajuste funcional (cuadrante inferior derecho), sino que puede explicar que la evolución opera desde el mismo Big Bang y prosigue desde ahí, con o sin mutaciones genéticas, en los cuatro cuadrantes (las cuatro perspectivas básicas desde las que podemos ver la realidad)."

 

Wilber prosigue argumentando en su libro "La religión del futuro" que, "a menudo, escuchamos decir que la evolución lo abarca todo y que nada queda fuera de su alcance. Solo añado que el enfoque integral OCON (o AQAL en inglés) es el único que explica cómo eso es posible, porque todos los demás asumen la explicación neodarwiniana, que yace en algún punto del trasfondo, que no es capaz, ni siquiera en la versión darwiniana actual, de explicar la inmensa mayoría de los cambios y mejoras que hemos visto en el mundo. La teoría de la evolución de Darwin es un subconjunto menor de este proceso OCON global, y que ni siquiera es capaz, especialmente en el mundo actual, de aproximarse a explicar el inmenso número de cambios evolutivos que hemos visto en el mundo, tanto en la cultura como en la tecnología, la empresa, la medicina, la educación, y en el individuo, las sociedades y los procesos mundiales. Nada de eso puede ser explicado por meras mutaciones genéticas. La creencia es que la evolución darwiniana abarca toda la biología (cosa que no hace) y de que abarca, en consecuencia, todo el universo en todas sus dimensiones (¡cosa a la que ni siquiera se aproxima!). Es cierto que la evolución abarca el universo entero, aunque solo en algo semejante a la versión impulsada por la Teoría Integral OCON, más allá de la mera genética y de la selección natural y anclada en la estructura de la dinámica misma del despliegue de la existencia, instante tras instante, del Ser y de la forma real de su Devenir."

 

 

Ken Wilber comentando un texto de Whitehead, escribe, en su libro "La religión del futuro", "El universo que concemos, es un universo en el que cada momento trasciende e incluye a sus momentos predecesores". Para Whitehead, cada momento adviene como un "sujeto de experiencia" o una "gota de experiencia". Y, en la medida en que lo hace, toca el sujeto (o momento) anterior y lo convierte en objeto. Esta "conexión" del momento anterior por el momento presente, refleja la influencia del pasado sobre el presente, ya que si tocas un objeto, este te afecta, y esto es lo que sucede cuando cada momento toca y abraza el momento anterior (que, en sí mismo, ha tocado y abrazado su momento anterior, y así sucesivamente). Ese es el momento en el que el pasado "causa" o "determina" el presente. Pero, si eso fuera todo, nuestro universo sería puramente mecanicista o determinista, en el que no cabría la creatividad o novedad. Según Whitehead, además de aprehender (tocar) el momento anterior, cada nuevo momento agrega su propia novedad o creatividad porque, además de "incluir" el pasado, también lo "trasciende". Por ello decimos que no solo incluye el sujeto (o momento) anterior (convirtiéndolo en objeto del siguiente sujeto o momento), sino que, al añadir un poco de novedad emergente al nuevo sujeto, introduce un puñado de libertad y novedad a la mezcla...".

 

Entonces, en el concepto de evolución de Ken Wilber, cada momento, cada ahora, cada gota de presente, integra o es tocada por la gota anterior o momento anterior, y por eso el pasado determina en cierta medida el presente. Aunque cada gota de presente trasciende o añade cierta libertad creativa, lo cual permite la evolución de todo, permite la novedad, y permite que, aunque el momento presente esté tocado por el pasado, a la vez tenga cierta libertad del pasado. (Nada nuevo podría emerger en el Kosmos en ausencia de este añadido creativo, porque el presente estaría completamente determinado y causado por el pasado).

 

Así es como, contemplado a micro escala, la evolución en los 4 cuadrantes, es simplemente el modo en que este momento debe desplegarse para dejar lugar al siguiente momento, es decir, el modo en que el sujeto de este momento se convierte en el objeto del sujeto del momento siguiente, un proceso que, para ser seleccionado y transmitido a través de la evolución, debe ajustarse a los 4 cuadrantes. Esta es también, en una escala intermedia, la forma en que se atiene la secuencia de estadios del desarrollo de la conciencia del ser humano. Como dijo Kegan, refiriénsose al desarrollo humano: "el sujeto de un estadio se convierte en el objeto del sujeto del siguiente estadio". El mismo proceso fundamental de trascendencia e inclusión que, según la teoría integral, ocurre en cada región del Kosmos, es el modo en que un momento presente encaja con el momento siguiente; eso es lo que tiene que pasar para que tal cosa ocurra. Y esto no solo afecta a los microholones (Whitehead) y a los mesoholones (Kegan), sino también a los macroholones como, por ejemplo, los holones colectivos o sociales, donde la agencia-nexo intersubjetiva se convierte en un subcomponente de la agencia-nexo propia del siguiente momento, reproduciendo la misma dinámica operativa de trascendencia e inclusión, que debe de estar presente y operando desde el mismo Big Bang, desde el mismo momento de emergencia del universo porque, en caso contrario, este universo no podría haber avanzado.

 

Pero hay otra razón por la cual tú puedes contribuir directamente a la evolución en los cuatro cuadrantes, añadiendo simplemente algo nuevo y novedoso que antes no existía (incluidos los pensamientos, los sentimientos y las ideas). No necesitas, para contribuir a la evolución, tener sexo ni transmitir una mutación genética aleatoria a alguien que haya experimentado la misma mutación. ¿Dónde quedarían, de ser así, todas las novedades que han aparecido en el universo durante los millones de años que precedieron a la aparición del sexo? (Los átomos, a fin de cuentas, dieron lugar a las moléculas, un emergente extraordinariamente nuevo [Eros en acción] y las moléculas dieron lugar a las células vivas, otro emergente asombrosamente creativo, sin necesidad, para ello, de mutación genética ni selección natural alguna, sino gracias a un proceso de trascendencia e inclusión, de ajuste mutuo en los cuatro cuadrantes.

 

¿No os parece, por otra parte, absurda la explicación de que los genios de hoy en día que no sean sexualmente activos, que tengan parejas del mismo sexo, o cuyas mutaciones profundas solo ocurran en ellos mismos, no contribuyan en modo alguno a la evolución?

 

Piensa en los pensamientos más elevados que puedas tener, siente el amor más profundo del que seas capaz, asciende o desciende a la divinidad más elevada o profunda que puedas experimentar, trata a los demás con la bondad y la compasión más tierna y cuidadosa que puedas y si, de algún modo, te hallas cerca de la vanguardia de la evolución, estarás contribuyendo de manera directa, inmediata e instantánea a lo que Whitehead denominaba "un aspecto fundamental del universo", es decir, el "avance creativo hacia la novedad" o, dicho en otras palabras, estarás contribuyendo a la evolución misma.

 

 

 

 

 

 


Descárgate en PDF todos los artículos de este blog por sólo 15€

Artículos en PDF
e-mail
Nombre y apellidos

Deseo inscribirme para recibir notificaciones cuando haya novedades

Escribir comentario

Comentarios: 2
  • #1

    Eduardo Petta (lunes, 25 marzo 2019 17:03)

    Gracias Joan, muy concreto y claro.

  • #2

    Joan Umbert Font (lunes, 25 marzo 2019 17:27)

    Gracias a ti por leer, Eduardo!! Un abrazo!!